MUNICIPALIDAD DE QUILLÓN REPARTIÓ 2.500 TROZOS DE TORTA EN EL ANIVERSARIO 131 DE LA COMUNA

Cultura

Lunes, 26 de Diciembre del 2022


Con el tradicional Te Deum y una fiesta que se prolongó hasta pasada la medianoche, Quillón celebró un nuevo año. La tarde- noche incluyó presentaciones artísticas de gran nivel, clausuradas por la legendaria banda Los Viking 5.

Ya son 131 años que cumple Quillón y se celebraron con todo.

La municipalidad local tiró la casa por la ventana y hasta 2.500 trozos de torta se repartieron a los asistentes a la fiesta de aniversario.

La finalista de The Voice Chile, Carla Quintana, abrió los fuegos, interpretando un variado repertorio de pop y rock, evidenciando haber sido discípula de “Beto” Cuevas, en el programa televisivo.

El show continuó al ritmo de las rancheras de Los Halcones Negros, que hicieron bailar a las cerca de mil personas que a esa hora comenzaban a repletar el frontis de la Municipalidad de Quillón.

"Contento de poder premiar a la gente que ha tenido historia en nuestra comuna, sobre todo a los adultos mayores a quienes se les destaca por su experiencia y gran aporte que han hecho en estos 131 años. Este ha sido un año en el que hemos logrado muchos avances, desde lo estructural a lo social, son varios los sueños que tiene nuestra administración y la gente de nuestra comuna, que seguiremos haciendo realidad. Nos hemos enfocado en reactivar la economía, durante estos últimos dos años que han sido complejos, producto de la pandemia. También hemos hecho una importante inversión, sobre los 5 mil millones de pesos y tenemos ya comprometidos otros 3.500 millones para 2023, que van dirigidos a ayudas sociales, mejoramiento de nuestras calles y de la infraestructura de nuestros establecimientos educacionales, entre otras áreas de intervención. Mi deseo como alcalde para la comuna, en este 2023, es seguir trabajando por cumplir los anhelos de nuestros habitantes y hacer de Quillón una ciudad más grande", indicó el alcalde Miguel Peña.

 

TE DEUM Y PREMIACIÓN

La conmemoración del aniversario 131 de la comuna comenzó con un Te Deum en la parroquia Inmaculada Concepción, hasta donde llegaron autoridades locales y regionales a participar de la misa navideña y de acción de gracias.

La liturgia estuvo enfocada en el llamado a la unión de los habitantes de Quillón y la bendición de distintos objetos relacionados con algunos de los polos de crecimiento de la comuna, entre los que se cuentan la Agricultura, el Comercio y el Turismo.

"Este año ha sido de retornar un poquito más a la normalidad. Con mucha alegría vemos a la gente que vuelve a encontrarse y a compartir en las celebraciones que han habido en torno al nuevo aniversario de la comuna. Durante el Te Deum aprovechamos de recordar y dar gracias a Dios por los avances que ha tenido la comuna, por la alegría de volver a encontrarnos, pero también por el desafío que tenemos de seguir trabajando juntos para ser una comuna más fraterna, más unida, de trabajar para que progreso llegue para todos y todas. Debemos ser constructores de paz, recordando lo que significa la Navidad", dijo el cura párroco de Quillón, Cristian Muñoz.

Posterior al Te Deum, se realizó la distinción de once vecinos fueron galardonados por su aporte a la comuna, en los ámbitos social, cultural y deportivo.

Autoridades, encabezadas por el alcalde Miguel Peña, fueron las encargadas de entregar los galvanos a los homenajeados, quienes posteriormente se unieron al público presente, en el canto de Cumpleaños Feliz a Quillón, con torta en mano.

"Estoy súper contenta de participar en este día tan especial de esta actividad y de los avances que ha tenido Quillón y nuestra zona rural. Se nos han hecho paraderos, puentes, ahora se nos está asfaltando el camino Santa Ana del Baúl- Los Cruceros- Las Perdices- Huacamalá. Es un tremendo avance para nosotros como campesinos, porque vamos a salir con toda nuestra fruta, sin polvo y en buenas condiciones", expresó María Godoy, presidenta de la junta de vecinos del sector Los Cruceros.

El plato fuerte de la jornada fueron Los Viking 5, quienes se encargaron de cerrar la tarde- noche de fiesta al ritmo de sus clásicos cumbiancheros, “De Coquimbo Soy”, “Candombe para José”, “El Minero” y “A ese muerto no lo cargo yo”, entre otros temas de su vasta trayectoria.

Los coquimbanos hicieron bailar a las más de 2.500 almas que desafiaron la fría noche quillonina, hasta pasada la medianoche.

El ambiente fiestero ya se prendió y continuará durante la Nochevieja, en el frontis de la municipalidad y con un espectáculo de música, baile y cotillón.